La quinta directiva contra el lavado de dinero (5AMLD) fue implementada el 10 de enero del 2020, con alto vigor en el Reino Unido y Alemania. ¿Qué significa esto para Estados Unidos? Es una revisión de las disposiciones actuales para transacciones trans-fronterizas vinculadas a países de alto riesgo. El escrutinio sobre las transacciones de alto riesgo no es nuevo para las instituciones financieras. La quinta directiva contra el lavado de dinero aclara y refuerza el proceso que se necesita para garantizar que los bancos tengan más supervisión sobre sus clientes.

Esto es lo que se necesita saber para estar en conforme con la diligencia –

1. “Cuando adopta nuevos productos, prácticas comerciales (incluidos nuevos mecanismos de entrega) o tecnología, debe tomar las medidas apropiadas en preparación y durante ese proceso para evaluar, y si es necesario mitigar, cualquier cambio en los riesgos de lavado de dinero o financiamiento del terrorismo.

2. Si su empresa es matriz, debe establecer y mantener en todo su grupo todas las diversas políticas, controles y procedimientos con el fin de prevenir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, incluso para la protección de datos y el intercambio de información y las políticas sobre el intercambio de información sobre clientes, cuentas de clientes y transacciones.

3. Debe tomar las medidas apropiadas, y mantener registros para demostrar, que capacita a sus empleados y agentes cuyo trabajo es relevante para su cumplimiento ALD o la identificación o mitigación del riesgo, prevención o detección de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. La capacitación debe estar en la ley relacionada con el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, y los requisitos de protección de datos relacionados; así como también cómo reconocer y tratar transacciones sospechosas y otras actividades o situaciones que pueden estar relacionadas con el lavado de dinero o el financiamiento del terrorismo.

4. Los factores desencadenantes para aplicar medidas de diligencia debida al cliente ahora incluyen:

- En momentos apropiados para los clientes existentes, en un enfoque basado en el riesgo;

- Cuando se da cuenta de que las circunstancias de un cliente existente relevante para su evaluación de riesgos para ese cliente han cambiado;

- Cuando tiene el deber legal de contactar a un cliente existente con el fin de revisar cualquier información relevante para su evaluación de riesgos y relacionada con la propiedad real del cliente, incluida la información que le permite comprender la propiedad o la estructura de control de una persona jurídica, fideicomiso, fundación o arreglo similar que sea el propietario beneficiario del cliente;

- Cuando tiene que ponerse en contacto con un cliente existente para cumplir con una obligación bajo las Regulaciones Internacionales de Cumplimiento de Impuestos 2015.

5. La obligación de comprender la estructura de propiedad y control de un cliente se aplica si el cliente es un organismo corporativo u otra persona jurídica, fideicomiso, compañía, fundación o acuerdo legal similar.

6. Cuando haya agotado todos los medios posibles para identificar al beneficiario efectivo de la entidad corporativa y no haya tenido éxito o no esté satisfecho de que la persona identificada sea en realidad el beneficiario efectivo, debe mantener registros escritos de todos las acciones que ha tomado para identificar al propietario beneficiario y tomar medidas razonables para verificar la identidad de la persona mayor en el organismo corporativo responsable de administrarlo, así como todas las acciones que ha tomado y cualquier dificultad que haya encontrado al hacerlo.

7. Antes de establecer una relación comercial con un cliente, debe recopilar un comprobante de registro o un extracto del registro de la empresa o sociedad relevante (según sea el caso) e informar al registrador correspondiente cualquier discrepancia entre la información relacionada con la titularidad efectiva del cliente que recopila del registro y la información que de otro modo estará disponible para usted en el transcurso de sus funciones bajo las MLR.

8. Hay nuevos factores desencadenantes para llevar a cabo medidas de diligencia debida del cliente "mejoradas", así como una lista específica (no exhaustiva) de medidas.

9. Los umbrales para aplicar la debida diligencia del cliente en el contexto del dinero electrónico se reducen significativamente.

10. Existen nuevas restricciones para adquirir transacciones anónimas de tarjeta pre-pagada.” [1]

Al final, el objetivo de esta directiva es que las instituciones financieras comprendan los datos de todas las transacciones de alto riesgo. El problema que puede causar esta nueva directiva seria con instituciones financiaras que tienen negocios de criptomonedas, porque se necesitara más información que actual mente no se necesitaba para transacciones virtuales de cripto. Comprender los datos del cliente para las instituciones financieras será el mayor desafío que tendrán con esta nueva directiva.

[1] Changes to Money Laundering Regulations to take effect on 10 January 2020, https://www.lexology.com/library/detail.aspx?g=ff9dd2c4-3fe0-448b-ad73-b100c76ee19d